Cómo instalar un portero automático


Los terminales de llamada y apertura deben estar conectados mediante cables de transmisión


http://static.consumer.es/www/imgs/2007/12/interfono-art.jpg


Los porteros automáticos son frecuentes en las viviendas. Constituyen un elemento de seguridad para evitar la entrada de personas intrusas. Para ello, están compuestos por un terminal de llamada que se coloca en el exterior de la vivienda y otro de apertura que se instala en el interior. De esta manera, se puede conocer la identidad de quien llama a la puerta o, incluso, verle gracias a la instalación de una cámara de video.


El terminal de llamada dispone de un altavoz con micrófono, un botón de llamada y una cámara, si el portero tiene sistema de video. Por su parte, el terminal de apertura suele constar de un auricular o altavoz con micrófono, un botón de apertura de la puerta (o dos, según el número de accesos) y un monitor de videoportero. Para la conexión de ambos terminales, tan sólo hay que unir los cables de transmisión y el cable de señal de apertura de la cerradura.


En cada vivienda debe haber un terminal principal y un máximo de tres repetidores
Esta cerradura eléctrica está formada, a su vez, por una cerradura tradicional que posee un relé encargado de permitir la apertura de la puerta cuando recibe la señal eléctrica. Otra opción es colocar un teclado junto a la puerta de entrada e introducir una clave. Al marcar los números correctos, la puerta se abre automáticamente.


En lo que se refiere a la instalación del portero automático en la vivienda, hay que colocar el teléfono, los cables de la instalación y la regleta de conexionado en la pared. Posteriormente, se ajusta el nivel de audio y la orientación de la cámara si fuera necesario. Lo correcto es que cada vivienda tenga un teléfono principal y un máximo de tres repetidores, alejados de fuentes de calor. En el exterior se coloca la placa de llamada empotrada en un tabique.
Si el portero automático está correctamente instalado, debe permitir recibir la señal de audio cuando se descuelga el auricular. En el caso de tener cámara de vídeo, la imagen del exterior se debe poder ver con el auricular colgado y percibir la señal de audio y vídeo cuando el auricular está descolgado.


Estanqueidad


Un aspecto importante a tener en cuenta en la instalación del portero automático es la estanqueidad que deben tener tanto el terminal de llamada como la cerradura para que no aparezcan problemas de humedades que podrían estropear el sistema. El hecho de estar en la calle le hace más vulnerable a los efectos de la lluvia. Materiales como el aluminio permiten un mejor estado de conservación.
En las instalaciones que atraviesan un jardín, hay que evitar interferir con otros cables
En las instalaciones que se realizan en viviendas unifamiliares, que atraviesan el jardín, hay que extremar las precauciones para no interferir con otros cables. Es aconsejable que la instalación se mantenga, como mínimo, a medio metro de distancia de los cables más cercanos. De esta forma se evita que se produzcan interferencias en el audio. Asimismo, hay que cuidar que estos cables tengan una protección especial para que no se estropeen con el agua o al ser pisados. No deben estar pelados ni tocar otros objetos metálicos.


Posibles averías


Cuando el portero automático no funciona correctamente, puede deberse a que el volumen está demasiado alto, los cables de transmisión no se han conectado de forma correcta o el equipo principal no está programado o encendido. Los remedios para solucionar estas situaciones son sencillos: